Financiación e Inversión

Ahorrar para tu start-up: el preahorro

ahorrar-para-tu-start-up-preahorro

A todos nos gusta ahorrar y algún día nos gustaría alcanzar la independencia financiera, pero no lo conseguimos. Al final de mes, cuando vemos que no hemos conseguido nuestros objetivos de ahorro: nos sentimos frustrados. Sentimos, en definitiva, que hemos perdido el control y que nos hemos dejado llevar por los estímulos momentáneos, que nos impulsan a comprar.

No te culpes, porque lo que te pasa le sucede a mucha gente. Y sucede precisamente porque el orden temporal condiciona nuestras acciones y los resultados que obtenemos. Tradicionalmente, establecemos un objetivo de ahorro pero vamos realizando nuestros gastos mensuales y a final de mes vemos que no hemos ahorrado lo que queríamos.

La solución para ello es el preahorro: determinar previamente el porcentaje o la cantidad de nuestros ingresos que queremos ahorrar y apartar dicha cantidad de forma anticipada, como si de cualquier otro gasto se tratase. De este modo, el ahorro se convertirá en una obligación y en el orden temporal.

¿Cómo hacemos para preahorrar?

Para preahorrar de una forma muy sencilla tienes que organizar los siguientes elementos:

  • Contratar una cuenta de ahorro o cuenta sin nómina: que no tenga ningún tipo de gasto. Hay muchas opciones en el mercado, ya que lo único que necesitarás es que no tenga comisiones de mantenimiento ni de emisión de transferencias, para que no te cueste sacar tu dinero.
  • Ordenar una transferencia periódica, desde tu cuenta corriente (en la que recibes tus ingresos) hacia tu cuenta de ahorro: mediante la transferencia periódica, a primeros de mes, se pasará la cantidad que deseas preahorrar a la cuenta de ahorro, con lo que conseguirás sea como un gasto más.

En mi opinión, no deberías aceptar las tarjetas vinculadas a tu cuenta de ahorro, ya que te permitirá sacar dinero de una forma demasiado fácil y por lo tanto sometida a los impulsos del momento.

Así para sacar dinero de la cuenta de ahorro puedes tener dos vías:

  • Un talonario: no va tener ningún coste ni la emisión ni el ingreso en tu banco, en el que tienes tu cuenta corriente y realizas ingresos periódicos.
  • Transferencias: debes tener en cuenta que la entidad financiera, donde abras tu cuenta de ahorro, tenga gastos por la realización de transferencias.

Al ser ambos, algo más lentos necesitarás al menos un día de reflexión para dilapidar tus ahorros y lo harás solo en casos justificados. De hecho si necesitas acceder rápidamente a ellos podrás, en ventanilla, pero ya te tendrás que desplazar e ir a ello.

El sistema parece complicado, pero piensa en tus objetivos y es que la gente que sigue el sistema de preahorrar, ahorra 10 veces más que la gente con su misma edad y salario. (Datos obtenidos de los informes estadísticos de BBVA).

¿Qué cantidad debo preahorrar?

cantidad-preahorroMás que de cantidades yo hablaría de porcentajes, que será lo más recomendable. Yo empezaría por un 10% para que te vayas familiarizando con el sistema y luego lo aumentes progresivamente hasta llegar al 20%. Todo ello, cuando tengas ingresos ordinarios, ya que en el caso de ingresos extraordinarios o para pagas extras podrías plantearte que el porcentaje de ahorro sea un poco mayor.

La cantidad que ahorres tiene que estar también relacionada con tu objetivo, en el caso de que vayas a montar una startup seguramente te interese de una forma mucho más intensa que si vas a comprarte una casa.

¡Lánzate a la independencia financiera, es el último paso de la libertad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *