Uncategorized

¿Qué formato publicitario es más rentable para las empresas?

No hay duda que la publicidad y el marketing en general es uno de los aspectos de mayor relevancia dentro de una empresa, tal es el impacto que causa esta parte fundamental de la organización que gran parte del presupuesto es destinado directamente al marketing.  Anualmente, grandes cantidades de dinero se destinan al desarrollo del aspecto publicitario de las empresas y buscar el formato publicitario más rentable es un reto para muchos publicistas.

El utilizar publicidad a través de Internet es relativamente reciente, la creación de este nuevo invento abrió un mundo de posibilidades no sólo para compartir información, sino también para la publicidad. Hoy, el Internet es uno de los medios más utilizados mundialmente por lo que se convierte en el perfecto aliado para la realización de campañas publicitarias.

Existen una gran cantidad de formatos publicitarios que podemos aprovechar y elegir el formato publicitario más rentable para las empresas dependerá de ciertas características de la empresa a la que representemos y la campaña publicitaria que estemos desarrollando. A continuación, mostramos 3 de los formatos más utilizados por las empresas.

Banners

Este es quizá el formato publicitario más conocido, es perfecto para mostrar imágenes estáticas o animadas en sitios web. Tienen distintos tamaños que pueden aprovecharse para mostrar información relevante a nuestra empresa.

Rich Media

Este formato es en sí una versión mejorada de los anuncios en banner ya que permiten que el usuario realice ciertas acciones dentro del anuncio. Si la empresa tiene como público objetivo a personas jóvenes, este es el formato publicitario más rentable ya que es el preferido por este grupo.

Rich Media - Formatos publicitarios rentables para las empresas

Anuncios en video

Este formato publicitario es el adecuado si nuestra estrategia se basa en la publicidad a través de videos de poca duración. Los anuncios en video pueden situarse al comienzo, medio o final de un video con contenido relacionado. Un claro ejemplo de este formato lo encontramos en la plataforma YouTube que incluye anuncios en video en gran parte del contenido que ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *