Emprendedores Empresas

Qué es el CIF, el NIF y en qué se diferencian

Diferencia entre CIF y NIF

Muchas son las personas que se plantean cuál es la diferencia entre CIF y NIF. La respuesta a día de hoy es sencilla: no hay diferencia. Las siglas NIF corresponden al Número de Identificación Fiscal, mientras que las siglas CIF corresponen al Código de Identificación Fiscal. Desde 2008 se eliminó la denominación CIF, por lo que hoy en día deberíamos referirnos siempre al NIF.

En la actualidad se sigue hablando de CIF o NIF y, aunque lo correcto sería referirnos al NIF, en muchas facturas, informes de empresas e incluso en trámites con la Administración Pública, se sigue haciendo alusión al CIF. Esto es porque muchas personas no saben que ese término no debería usarse y más de 10 años después de la publicación en el Real Decreto que eliminaba este concepto, se sigue asociando el NIF a la factura que hace un autónomo y el CIF a la factura que emite una empresa.




De hecho, si nos fijamos en las búsquedas en Google, el término CIF se busca más que NIF, que sería el correcto.

Diferencia entre NIF y CIF - Interés de búsqueda en Google

Qué es el NIF

El NIF (Número de Identificación Fiscal) es un número que permite identificar a autónomos y empresas, es decir, tanto a personas físicas como a personas jurídicas y está compuesto por 8 números y 1 letra.

NIF de personas físicas (autónomos)

El NIF de los autónomos corresponde con el número que aparece en su DNI (Documento Nacional de Identidad).

NIF de personas jurídicas (empresas)

En las personas jurídicas es donde se tiende a utilizar la palabra CIF. Pero lo correcto sería utilizar también el término NIF para referirnos al Identificador Fiscal de las empresas. El formato de un NIF de una empresa es una letra seguida de 8 números o una letra seguida de 7 números y terminado con otra letra.




La letra inicial define el tipo de empresa según estos valores:

  • A – Sociedad Anónima
  • B – Sociedades de responsabilidad limitada (S.L.)
  • C – Sociedades Colectivas
  • D – Sociedades Comandatarias
  • E – Comunidad de bienes
  • F – Sociedades Cooperativas
  • G – Asociaciones y Fundaciones
  • H – Comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal
  • J – Sociedades Civiles
  • N – Sociedades Extranjeras
  • P – Corporaciones Locales
  • Q – Organismos Públicos
  • R – Instituciones Religiosas
  • S – Órganos de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas
  • U – Unión Temporales de Empresas (UTE)
  • V – Otros tipos de empresas que no correspondan a las claves anteriores
  • W – Entidades permanentes no residentes en España

Los siguientes 8 caracteres del NIF de una empresa nos permiten conocer la siguiente información:

  • 2 primeros números identifican a la provincia. Si mi empresa está constituida en León, el NIF debería empezar por 24, que es el código postal de la provincia. En ciudades grandes como Madrid o Barcelona los identificadores provinciales no son solo los correspondientes al código postal. Por ejemplo en Madrid, además del 28, tenemos los siguientes identificadores de provincia: 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87, 88.
  • Los siguientes 5 números serán correlativos según la inscripción en el registro.
  • El último dígito es un código de control y puede ser un número o una letra. En los casos más frecuentes es un número y es que precisamente ese dígito será numérico si la primera letra es una A, B, E o H (la mayoría de empresas españolas están en estos grupos). Por contra, será una letra si la letra de la posición 1 es una P, Q, R, S o W. Para el resto de claves de entidad el dígito puede ser tanto un número como una letra.

Diferencias entre CIF y NIF – Conclusiones

Después de leer este artículo ya tendrás claro que el CIF no es un término que deba utilizarse hoy en día y que lo correcto para referirnos al identificador de una persona física o jurídica es usar el término NIF.

Sin embargo, durante muchos años se ha utilizado en España el término CIF asociado al identificador de una empresa y es complicado abandonar el término.




Si tienes una empresa y estás rellenando un documento relacionado con la misma en el que se pregunta por el NIF no te confundas y rellenes el número de tu DNI. Te están preguntando por el Número de Identificación Fiscal de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *